martes, 25 de noviembre de 2014

#PERSONAJES SALOM MESA ESPINOZA



¿Quién fue SALOM MESA ESPINOZA?

En el marco de la conmemoración del 47 aniversario de la fundación del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), hemos decidido iniciar el rescate de la memoria historia de los hombres y mujeres que con valentía, dignidad y convicción profunda del compromiso con el pueblo venezolano, decidieron dar el paso definitivo en la conformación de lo que inicio en 1967 como un movimiento electoral para acompañar la candidatura presidencial del Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa, pero que termino siendo un instrumento de lucha para la liberación nacional y la democracia socialista.

Entre los grandes hombres y mujeres que acompañaron a Prieto en la fundación del MEP, se encuentra el combatiente líder popular revolucionario Salóm Mesa Espinoza.

Hijo de Hilario Mesa y Lucrecia Espinoza Guaz, Nació un 21 de agosto del año 1919 en el caserío campesino de Guarebe, Municipio Cúpira, Estado Miranda.

Desde su infancia se dedicó a quehaceres agrícolas y del campo, vivió en carne propia las penurias del pueblo campesino, aprendiendo de esta manera el valor de la tierra para el desarrollo, además de forjar en su personalidad la humildad, el coraje, el temple y el compromiso con su clase a la que nunca traiciono.

Para el año 1940 se inscribe en el Partido Democrático Nacional y lo juramenta el Dr. Raúl Leoni. La Junta de Gobierno designa un concejo Municipal Provisional, y es incluido como representante de Acción Democrática por el Distrito Federal, designación que ocupa hasta 1963. Fue diputado por AD y Secretario Nacional de Organización del mismo partido. 

En 1967 se desatan las contradicciones en el seno de AD, partido que se entrega a la Burguesía criolla y abandona la lucha por los intereses populares, de esta manera la corriente popular revolucionaria liderada por el Maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa irrumpe contra la cúpula Adeca, surgiendo el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) y Salóm Mesa fue cofundador y referente político e ideológico del movimiento, siendo electo al Congreso Nacional por el Distrito Capital por tres periodos consecutivos.

El Odio de CAP hacia Salom Mesa Espinoza

Salom Mesa Espinoza siempre defendió la democracia y los intereses de las clases populares oprimidas, esto lo llevo a enfrentar las cúpulas fraudulentas de AD, comenta el Dr. Prieto en su artículo “SALOM MESA Y LA JUSTICIA MILITAR”, que Carlos Andrés Pérez se declaro enemigo de Salom Mesa y hasta lo denuncio de ser un autor de un complot para asesinarle, tras unos episodios que ocurrieron en el Estado Barinas en la Convención que decidió a favor de la candidatura del doctor LBPF.

Este odio profesado por CAP hacia el revolucionario Salom Mesa Espinoza, se materializo en 1976 con la puesta en marcha de un juicio amañado a quien se le acusaba junto al también diputado Fortunato Herrera de estar implicados en el secuestro del industrial nortemaericano William Niehous. 

Por decisión del Tribunal Tercero Militar de Caracas, violándose la Constitución Nacional, el 15 de diciembre del año 1977, se hizo la lectura de cargos ante el Consejo de Guerra Permanente, solicitando el Fiscal Militar 35 años de cárcel, en respuesta a dichos cargos Salóm Mesa, asumió su defensa y expresó: 

“…yo estoy preso por voluntad del presidente Carlos Andrés Pérez. Soy víctima de una inmensa cobardía”… “Estoy injustamente encarcelado. Jamás he disparado ni contra un civil ni contra un militar. Jamás he disparado contra un ser humano, mi vida ha estado consagrada a luchar honesta y apasionadamente por un mejor destino para el hombre y para los habitantes de mi patria. Jamás he cometido un delito de alguna naturaleza… confío en que decidirán con justicia y decidirán mi absolución en este juicio incoado en contra mía y en la que se han juntado la maldad y la cobardía…”

La Libertad la otorga el Pueblo

Salóm Mesa sale de la cárcel a inicios del año 1979, su libertad se la otorga el pueblo, quien lo elige por tercera vez consecutiva como Diputado del MEP al Congreso Nacional por el Distrito Capital, y constitucionalmente le otorga inmunidad parlamentaria junto a David Nieves, ambos enjuiciados por la misma causa. 

Aquel episodio constituyo la derrota del odio y la maldad, dejando en evidencia que la Justicia, la Verdad y el Pueblo siempre se imponen ante los que abusan de la fuerza.

Destacado Escritor del Pueblo 

Salom Mesa Espinoza también destaco por su obra literaria, en el año 1969 escribe y publica “El Gallo de Machillanda”. También escribió el libro “Por un caballo y una mujer” a quien el maestro Prieto califico de una gran obra literario y describió a Mesa Espinoza como poseedor de una extraordinaria vocación de narrador. 

Otros libros destacados que escribió Salom Mesa fueron “Tres cuentos tres vidas”, “Cartas a Carlos”, “La vida me lo dijo. Elogio de la Anarquía” entre otros escritos y artículos de opinión.

La Siembra de un Patriota 

En 1983 se le diagnostica un cáncer en una etapa muy avanzada con el que luchó por varios años y fue el día 30 de abril del año 1991 a las 11:05 p.m., luego de 5 meses de sufrimiento que falleció en la ciudad de Caracas, rodeado de sus seres queridos.

Salom Mesa Espinoza significa para los combatientes del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) y todos los revolucionarios es un ejemplo a seguir.

Este año, el 22 de abril del 2014, tras cumplirse 23 años de la siembra del revolucionario Salom Mesa Espinoza la Asamblea Nacional reconoció su trayectoria con la aprobación de un Acuerdo donde se exalta “la actitud firme y consecuente con los principios éticos y morales que siempre estuvieron presentes en su ideario político, como luchador popular de toda la vida”.

Realizamos este humilde homenaje, para rescatar su legado, despedimos estas líneas con un extracto de su escrito “Ahora” del libro “La vida me lo dijo. Elogio de la anarquía.”: 

“Vengo del subsuelo social. Por ideas abracé la lucha política. Ganado por un noble sentimiento de amor hacia la humanidad, procuraba un orden revolucionario, iba detrás de la justicia para mis iguales; pero los resultados de la lucha política de la que he sido actor no sólo no han servido al logro de esos fines, sino al contrario: han contribuido para animalizar, para envilecer, para corromper y para degradar a los hijos del pueblo. Y un hombre honesto (que es a lo que he querido parecerme), debe romper con lo que su propia vida le ha dicho que es un mal. Es mi caso: la política convencional.

Los partidos legales en los que milité fueron conmigo generosos. El primero, Acción Democrática, me hizo concejal por el Distrito Federal y luego diputado al congreso por Barinas, pero por él derramé mi sangre; y el segundo, Movimiento Electoral del Pueblo, me convirtió en diputado tres veces consecutivas por el Distrito Federal y en la última ocasión me postuló y logró mi elección a pesar de que yo estaba encarcelado. Hizo una vigorosa y valiente campaña por mi libertad; y su Presidente, el doctor Luis B. Prieto Figueroa, de uno a otro confín del país fustigó al gobierno por mi prisión y reclamó mi excarcelación vehementemente. Esto lo agradezco profundamente al M.E.P. y al Dr. Prieto y no lo olvidaré.

Para mí la lucha social tiene sentido si ella tiende a la emancipación humana; y cuarenta y cuatro años de militancia partidista, rodeado de gente personalmente buena en su inmensa mayoría, me han convencido de que mediante la acción política no será posible alcanzar esa emancipación; que los hijos del pueblo como yo nada tenemos que hacer en la política ni en funciones gubernamentales; y que nuestra misión es la de luchar por destruir todo el orden social y político imperante, para luego construir un orden justo.

Con fe en el destino de la humanidad, sin resentimientos hacia algún ser, he decidido que los años de vida que me restan estén consagrados a propagar en nuestro país las ideas socialistas libertarias, cuyo progreso, aquí y en todas partes, tal vez ofrezca al hombre la posibilidad de vivir en un estadio digno de su propia grandeza.”

Honor y Gloria Combatiente Salom Mesa Espinoza.

Cesar Oviol





1 comentario:

  1. Foto: Orlando Hernández (aunque recortada, siempre es ético dar los créditos). Saludo..

    ResponderEliminar